MUSEO ISAAC ALBÉNIZ

El Museo Isaac Albéniz, ofrece al visitante una amplia documentación sobre la obra musical del célebre compositor, así como partituras manuscritas originales y en facsímil, correspondencia personal con otros músicos, libros de su biblioteca familiar, objetos personales, cuadros, retratos y fotografías, pertenecientes a diferentes épocas de su vida. También encontramos el dormitorio que el artista tenía en París y que llevaba en las giras que hacía por Francia.

Se pueden contemplar como verdaderas joyas del Museo, el piano vertical de Clementina, hermana mayor del compositor, con el que el niño Isaac tocó sus primeras notas cuando apenas tenía dos o tres años, y el magnífico piano de cola Bechstein que Money-Coutts, mecenas inglés y libretista de las óperas de Albéniz, regaló a Enriqueta, hija del compositor, con motivo de su boda.

El Museo nos permite hacernos cargo de la importancia de las amistades de Albéniz, que mantenía una estrecha relación con personajes como Pau Casals, Alfred Cortot, Paul Debussy, Gabriel Fauré, Enrique Granados, Cesar Frank, etc.

Todos estos objetos quieren recrear en este espacio, el ambiente que formó parte de la vida de Isaac Albéniz, y han sido cedidos desinteresadamente en el Museo por parte de la familia.